lunes, 31 de mayo de 2010

conviviendo y malviviendo


Vuelta a la rutina después de un fin de semana de asueto familiar, con viaje eterno de ida, excursión cultural a la muy noble villa de Almagro (Ciudad Real), divertida visita teatralizada al Corral de Comedias (único espacio escénico del siglo XVI-XVII existente en Europa) y cena a la italiana en un nuevo restaurante de la ciudad.

El gato se ha comportado y no ha destrozado la casa ni organizado ninguna fiesta felina con cerveza y hamburguesitas de ratón (se me va la pinza, lo se).

Hoy en mi trabajo ya estamos todos los que teniamos que ser. Han llegado las dos chicas nuevas y ahora si que parece esto la ONU con tantas nacionalidades. El caso es que a mi me gusta conocer gente de diferentes lugares y culturas. Creo que es algo que te enriquece a nivel personal y te sirve para quitarte prejuicios que siempre llevamos consigo.

En mis cortos 31 años he tenido la oportunidad de conocer a mucha gente. El cambio de un trabajo a otro, el moverse de ciudad y tener que buscar nuevo piso compartido, etc, te permite el contacto con gente muy diversa. Sin ir más lejos, en 7 años que he estado compartiendo piso fuera de mi Puertollano natal he convivido con 25 personas diferentes, de toda condición social, sexo, raza, religión y pensamiento. Andaluces, murcianos, castellanos (leoneses y manchegos), asturianos, aragoneses, valencianos, madrileños, argentinos, alemanes, bulgaros, ingleses, peruanos, marroquíes....todos y cada uno de ellos me han aportado cosas. Algunas muy buenas, excelentes diria yo, como puede ser una amistad que va más allá de compartir cuatro paredes y el mando de la tv. Otros me han aportado vergüenza ajena, mala educación, discusiones, malos rollos y ganas de mandarlos a la mierda o tirarlos por el balcón, a ver si con suerte esquivaban el cesped y se daban con el bordillo en la sien.

La verdad es que dependiendo de la zona he tenido más o menos suerte. En Madrid, con lo grande que es, no tengo en absoluto quejas de la gente con la que me ha tocado vivir, así como en Toledo. Más o menos han sido gente educada, respetuosa y conscientes de su papel de inquilinos en un piso compartido, en el cual es vital el respeto al compañero y a las zonas que hay que compartir. En Pamplona cambió la cosa, y he tenido la enorme suerte de convivir con algunos de los seres mas despreciables que me podía imaginar.

Cabe decir que algunos de los mejores compañeros que he tenido no han sido españoles, destacando entre todos ellos a Mohammed "Simo" Kardali. Este chico, marroquí de Tetuán, musulman practicante, biólogo de formación y mediador social intercultural de profesión, ha sido una de las personas mas educadas, nobles e inteligentes con las que me he cruzado. Compartimos piso un año más o menos, y aprendí mucho de el, de su cultura, su religión y su forma de ver la vida. Gracias a el entendí lo que es la "igualdad para vivir, diversidad para convivir".
Persona honrada y amable, compartió conmigo muchas cosas acerca de la cultura árabe de Marruecos y sobre todo del plano gastronómico (que no es nada nuevo en mi, ya sabeis). Ahora soy un enamorado de la gastronomía árabe, adoro sus dulces, el uso de las especias para aromatizar las carnes y sobre todo, el te moruno, con su agradable olor a hierbabuena y sabor dulce, ideal para tomar en cualquier momento del día en pequeños y pausados sorbos.

Otros que pasaron por Madrid y recuerdo con mucho gusto fueron Pedro, un tipo genial, simpático cartagenero que por fin está disfrutando del mar en su tierra natal, con su mujercica y espero que con algún retoño (como echo de menos nuestras comilonas en Tony Roma´s), Maru, porteña de pura cepa, ciudadana del mundo para la cual nuestra casa era la casa de todo el que por alli le apeteciera ir. Tambien recuerdo a Elena, chica sencilla y simpática, persona ideal para compartir piso, con la que aparentemente nunca tendrías problemas.

En Toledo encontré un piso magnífico en un magnifico barrio, con otros cuantos personajes bastante interesantes que me hicieron muy agradables y muy divertidos los 7 meses que estuve alli. Recuerdo sobre todo a una chica que merece un post entero, por su inocencia y su tontuna...

En Pamplona en cambio, la cosa cambió por completo. Exceptuando un chico, todos los demas han sido un completo cero a la izquierda porque no me han aportado nada. A mi una persona me sirve si me aporta algo, no me gusta estar con personas vacias. El principal problema con los compañeros de piso en Pamplona ha sido que no pude yo elegirlos. Los dueños del piso ponían un anuncio y ellos seleccionaban a quien les parecía más adecuado. Nosotros "aprobábamos" el candidato elegido, y luego ibas descubriendo las joyitas que pueblan nuestra amplia geografía. Gracias a ellos he conocido a la gente más gris, malvada y guarra que te puedas imaginar. Ha sido para mear y no echar gota. En algunos casos, hasta para hacer una peli de puro terror: la muerte merodeó y perturbó nuestra existencia...

viernes, 28 de mayo de 2010

Sola

No es una situación agradable. Me (nos) gusta mucho viajar, y cada vez que tenemos la oportunidad, nos vamos por ahí (aunque sea al campo a dar una vuelta, o más aun, a Carrefour, que está en un barrio algo retiradillo del nuestro). A ella no le queda del todo claro el motivo de nuestro comportamiento, más o menos habitual. Yo me voy más a menudo, y me acompaña hasta la puerta. Se queda allí, observándome, con cara de extrañeza, preguntándome con la mirada porqué me vuelvo a ir y si tengo intención de volver. Yo le digo que no se preocupe, que a la hora de siempre estaré de vuelta, y le contaré como me ha ido el día, dedicándole parte de mi tiempo, que también es el suyo. La alegría se nota en su cara, le cambia la expresión cuando me ve entrar por la puerta y corre emocionada a darme la bienvenida de nuevo.

Hoy será diferente, puesto que cuando la puerta se abra a mediodía, se cerrara con dos vueltas de llave y no se volverá a abrir hasta el domingo, bien entrada la noche. La casa se quedará inmensamente vacia, sin el calor que tanto le gusta, sin la actividad diaria, sin la sorpresa ante lo nuevo que pueda llegar en diferentes formas, tamaños o texturas.

Cada vez que llega esta situación no dejo de comerme la cabeza con el remordimiento de que pensará, hora tras hora, minuto tras minuto, segundo tras segundo. Esperará junto a la entrada, atenta a cualquier sonido que le indique que estamos de vuelta. Cuando la puerta se abra, hará el ritual que ya se ha convertido en algo habitual: correra hasta el salón y, sobre la alfombra, debajo de la mesa, estirará su cuerpecillo hasta el infinito, mostrándonos su pechito blanco para que le hagamos arrumacos.

Estos dos días y medio estará sola en casa, y nosotros acordándonos de ella cada cinco minutos. Somos así de tontorrones, pero nunca llegué a pensar en el inmenso cariño que le podría llegar a coger a mi gato. El estar en otro sitio que no sea nuestra casa se me hace extraño, ya que no la veo pasar de una habitación a otra corriendo como una auténtica exhalación, volviendo al minuto con un gracioso trotecillo, como un potro. Cruza las patitas como un auténtica top-model, moviendo el culillo y con su cola bien alta, bien tiesa, que demuestra la alegría que rebosa de su gatuna vida. Le dejaremos un buen plato de comida, agua limpia y su lecho de arena recien cambiada (y como se haya meado en la cama....pues tendremos que lavar la funda, que le vamos a hacer!!)

En el fondo se tirará durmiendo la mayor parte del día, soñando con Pixie y Dixie, Jerry, Stuart Little, Mickey y el Ratón Pérez, entre otros roedores célebres. Nosotros volveremos de Puertollano el domingo, incluso con un nuevo peluchín para ella, que evidentemente, y por muy bonito que sea, no llegará nunca a sustituir a su estropajoso ratón marron oscuro que compramos en nuestra primera visita a IKEA, mucho antes de que ella llegara. Queríamos que tuviera un juguete desde el primer momento y desde luego que es su preferido.

En fin, que me siento culpable por tener que dejarla sola unos días. Estos problemas son los que se derivan de tener una mascota. Cuando nos vayamos de vacaciones más días ya buscaremos a alguien que vaya a darle de comer o que se pueda quedar con ella, que seguro que estarán encantados de tener una gata tan sumamente guapa con ellos.

Y al hilo de este asunto, lanzo la pregunta, a ver que pensais de ello:

¿En que piensan los perros callejeros, y sobre todo, esos pobres galgos que todos hemos visto alguna vez, tan delgados y huidizos, con esa mirada triste y lánguida que tienen? Me conmueven enormemente y siempre me pregunto que les pasará por la cabeza al verse en esa situación de desamparo en la que se ven por culpa de otros...

Buen fin de semana

miércoles, 26 de mayo de 2010

Drácula, ese gran tipo!!


Que cierto es ese refrán que dice que "todo depende del color del cristal con el que mires". Acabo de tener mi primera conversación más o menos larga con una nueva compañera de trabajo. Es de Rumanía, nacida en Bucarest pero criada en Brasov, ciudad cercana al que se dice que era el castillo de Vlad Tepes, noble rumano que dió origen al personaje de Drácula. Pues bien, este tal Tepes era ese muchacho tan majete que le gustaba empalar a la gente que no se quería "ajuntar" con el.

Yo no entro ni salgo en que sus métodos fueran más o menos correctos. El joven Vlad "el Empalador" no se andaba con tonterías. El era un tío elegante que no gustaba que en su ciudad hubiera gente fea, pobre y mal vestida. El era un tío actual, un hombre de su tiempo, hecho a si mismo, y quería una ciudad bonita y limpia, como nuestros queridos alcaldes. Por ello reunió a la gente mas chunguilla, la que desentonaba, y les invitó a una opípara cena en un gran salón. Cuando estaban todos comiendo a dos carrillos, vitoreando a Vlad y comentando lo cojonudo que era el chaval, este cerró a cal y canto las puertas y les prendió fuego. Con dos cojones. Esta es solo una de las perlitas que se comentan de Vlad, y no es de las más salvajes.

Para nosotros, este tío sería un tirano criminal y sanguinario, más burro que una arao, pero para los rumanos es un héroe nacional, que solo se limitó a luchar contra los malos malísimos que acechaban a la Rumanía medieval. Me ha hecho mucha gracia la cara que esta nueva compañera ha puesto cuando he dicho que el tal Vlad Tepes era un poco salvaje con sus métodos. Ellos lo verán con total normalidad.

En el fondo, casi toda la historia se ha escrito de diferentes maneras para unos y otros. Otro compañero de trabajo, de Perú, no comparte esa visión del noble conquistador español, evangelizador y emisario del progreso de la vieja Europa. En sus libros de texto pone que fuimos unos miserables invasores, asesinos, ladrones y extorsionadores (y no le faltará razón). Ahora quedan por llegar otras dos nuevas compañeras, una colombiana y una china (esto va a parecer la ONU, ya vereis). A ver que nueva visión de la historia nos traen, estoy preparado para asumir que lo del pollo con almendras realmente es ardilla de Shangai y el pato a la naranja está hecho a base de cormoranes!!

martes, 25 de mayo de 2010

McDonalds y veganos...primos hermanos


Ayer hablaba de lo mucho que me gusta comer. Más o menos me gusta todo, exceptuando el huevo cocido, la coliflor, la ensaladilla rusa, las cremas y purés (arrgghh), la zanahoria cocida, las judías verdes y los guisantes en los guisos y potajes (que luego me encantan salteados/as con jamón), la casquería y cualquier tipo de postre casero (arroz con leche, natillas, flan, puddings, etc)...pero vamos, que me gusta todo.

Ayer veía una noticia que hablaba de los "veganos", esos vegetarianos extremistas que reniegan de cualquier tipo de alimento de origen animal, incluidos los huevos, la leche o la miel. Que conste que soy un defensor a ultranza de los animales y no me gusta que sufran. Pero que quieres que te diga, mientras veía a esos saludables muchachos (con una falta de proteínas enorme, quiero suponer) defender a los animales, me preguntaba dos cosas:

1ª Cuestión. Y las lechugas no sufren o que?? También son seres vivos, si nos ponemos radicales. Y los espárragos blancos, tan tiernos ellos, arrancados de la tierra cuando aun no han visto ni la luz del astro rey. O los guisantes, habas o judías verdes, inmaduros, extraídos del calor y la comodidad de mamá vaina...un atropello, hombre, un atropello.

2ª Cuestión: A cuanto kilómetros estará Legasa de Pamplona?? Me han dicho que hay un asador donde te ponen la mejor chuleta de ternera de toda Navarra y parte del norte de España...pura mantequilla de lo tierna que es!! (Amigo I, a ver si os dejáis caer tu mujercita y tu por aquí de nuevo, que ya verás que festival nos vamos a dar!!)

Disfruto tanto comiendo que no podría ser vegetariano. Somos animales omnívoros por naturaleza, y no seré yo el que contradiga a mis ancestros en su dieta. Con la amplia variedad de alimentos que ahora tenemos a nuestro alcance, como para renegar de ellos.

Eso si, ya me gustaría ver a esos veganos a escondidas, si no estarán soñando con un par de huevos fritos con chorizo y patatas y se atiborrarán cuando estén en casa. Creo recordar que el cantante de Coldplay, Chris Martin, es vegano. Su mujer Gwyneth Paltrow y los niños, Manzana y Moisés, también le siguen el juego, pero cuando no les ven, comen hamburguesas...del McDonalds!! Que digo yo, para comerte la carne del McDonalds, comete una ensalada, que tendrá mas sustancia!!

Imaginaros que cuando trabajé en McDonalds me sucedió algo totalmente inaudito. Me llama una encargada, me dice que me ponga mi ropa y le traiga un Doble Whopper de Burger King. Ante mi cara de "déjate de coñas" se puso seria y me dijo que donde se ponga la carne de BK que se quite la de MD. Y allá que fui a la acera de enfrente, a comprar un bocata de la competencia. Luego ella dejo solamente a la solista (la carne) y le puso el acompañamiento del Big Mac.

Luego también están los padres de niños celiacos que acudían a nuestro establecimiento a merendar, y nos daban un panecito especial sin gluten para que les metiéramos el filetillo dentro, sin ningún tipo de acompañamiento en forma de salsa industrial que disimulara el sabor de la carne, que no sabe a nada. Señora, dele a su hijo un buen bocata de jamón con tomate, en pan especial si es necesario, pero dese cuenta que la calidad de la carne de MD no es la mejor del mundo. O si el chaval quiere hamburguesas hagasela en casa, con carne picada de calidad!!

Y si trae a su hijo a merendar a MD, pidale algo que se lo pueda comer bien y no tenga que quitarle nada. Ya me toco a mi pelearme con algunos padres porque los niños le quitaban el pepinillo a las hamburguesas y lo tiraban al suelo. Lo podían dejar en las bandejas, no? Hay un papelito que protege el plástico. Se deja ahí, luego si tira a la papelera y es muy fácil para todos. Pues el niño sacaba la rodajilla de pepino, levantaba el bracito y lo dejaba caer a plomo....es decir, quería ver la caída libre del pepinillo y como se estampaba contra el suelo. El gilipollas de Alberto estaba barriendo por allí y le llamó la atención:

Alber barrendero: oye chaval, no tires cosas al suelo!!

Niño cabrón: es que hay aquí dentro cosas que no me gustan!!

A. B.: bueno, pero si no te gustan, déjalas en la bandejita, majete, que luego se pegan al suelo y son muy difíciles de recoger!!

N.C.: Me da igual, a mi no me gusta el pepinillo y lo tiro!!

Yo miraba a los padres, que tenían la mesa echa un autentico vertedero, a ver si pillaban algo y actuaban...y vaya que si actuaron!!

Padres más cabrones todavía: perdona, a mi hijo no le digas lo que tiene que hacer. Si eso no le gusta, no se lo comerá. Y si lo tira al suelo, pues ya estarás tu ahí para limpiarlo!

Me callé, por educación y por apego a un puesto de trabajo ruin y mal pagado, pero en ese momento de dieron ganas de emular a Vlad Tepes, Drácula para los amigos, y empalarlo con el palo del cepillo. Se fueron, dejando las mesas echas un asco (evidentemente, no recogieron nada de las mesas ni del suelo) y encima, al irse, me di cuenta que los niños habían restregado el ketchup por los cristales. Vamos, para matarlos, en serio. En cambio había al lado una mesa con un ejercito de niños rusos y estos parece que no habían estado allí. Lo recogieron absolutamente todo, colocaron mesas y sillas y dieron las buenas noches. En fin, que el estricto régimen comunista de la URSS tuvo que servir para algo...

domingo, 23 de mayo de 2010

Vivir para comer


Esto es un sinvivir. No es normal que esté pensando siempre en comer, coño. O bueno, no en comer por el hecho de tragar y tragar, no. Comida en si, alimentos, de todos los tipos, maneras, formas y colores. Vamos, que comiendome un pepino o un simple bocadillo de mortadela soy el tío más feliz del mundo. Y es que la mortadela es lo mejor, verdad Amigo 1, como te dijo ese cuando le comentaste que un colega tuyo (yo mismo) disfrutaba con un simple bocadillo de mortadela??

Digo esto porque hoy domingo (y ayer también), me levanté a las 8 de la mañana para hacer un poquito de deporte, que me estoy notando un pelín fondón. Me he cogido mi bici y mi raqueta y me he ido a jugar al frontón, en un parque estupendo, con el río Arga a 30 metros. Lanzo el brazo con fuerza, con furia, pensando en todos los jefes hijueputas que me han tocado los huevos y me han engañado para no pagarme. Emulo a Rafa Nadal haciendo un revés a dos manos, miro mi brazo izquierdo a ver si en cuestión de segundos me crece el bíceps como a el. Hago un smash tras otro, salto como un poseso, me tiro corriendo detrás de la pelota más tiempo que sacudiéndole raquetazos. Lo doy todo, soy el puto amooooo...zas, la pelotita de frontenis se clava en un tela metálica, totalmente lejos de mi alcance (ojalá fuera el Príncipe de Persia para trepar por las paredes, carajo).

Saco la pelota de reserva, sigo castigando la pared verde...pero mi mente no está puesta en el noble arte de la raqueta. Viendo la pared verde, el césped verde, las hojas de los álamos y fresnos del rió, todas verdes. Pienso en la bolsa con hierbabuena que tengo en la nevera, con la que me hago todas las noches mi mi tetera de te moruno. Esas hojitas de hierbabuena, acompañando en el interior de un pimiento del Piquillo a un porción de cremoso queso Brie, envuelto en una loncha de jamón. Lo pasas un poquito por huevo y harina y lo fríes, que se dore bien esa capita para que queda así como crujiente....buahhh, que rico. Y encima tengo en el frigo una cerveza belga Leffe rubia, de sabor suave pero con cuerpo, con un bouquet dulzón, espuma densa y un final largo, poderoso.

Lo veis?? Pues así siempre. Cuando me meto en la cama por la noche, en ocasiones ya sé lo que voy a cenar la noche siguiente noche, o incluso la comida no del día siguiente, sino del de más allá. Cuando veo una de esas tiendas gourmet con productos tan espectacularmente caros y con un aspecto tan delicioso, me podría derretir delante del escaparate...que jamones Joselito, que quesos tan rarunos, que latas de foie, ahumados, mermelada de frambuesas salvajes de Malawi , etc.

Pero no sólo de delicatessen se alimentaría mi cuerpo y mi espíritu. También me encanta ir de vez en cuando al McDonalds. Y si trabajas en uno de ellos ya ni te cuento, como fue mi caso. Que interesante meterte dentro de la cámara frigorífica a por una bolsa de lechuga y poder comerte los langostinos de las ensaladas, ya peladitos, o los tomates cherry, el queso cheddar. Si tenía que freír pasteles de manzana, en lugar de nueve, que eran los que entraban en la cesta de la freidora, metía 10, y uno me lo comía yo. si había por ahí nuggets de pollo, cogía uno, le pegaba un chute de la salsa del BigMac y ñam, adentro!!. Todo esto, clarostá, sin que me vieran las encargadas, que eran más mala que el copón

Un día me lleve una bronca corporativa del copón. Era la hora de la comida, y lo normal era prepararse una hamburguesa y tal. Pues yo, que soy un innovador, decidí inventar el Big Fish Mac, así, de buenas a primeras. Tosté tres esponjosas rebanadas de pan y puse en su interior fresca lechuga, cremosa salsa tártara, crujiente pepinillo, dos lonchas de autentico queso cheddar y dos exquisitas porciones de bacalao, sabiamente sazonado y envuelto en un crujiente rebozado!! Iba yo tan ufano con mi bocata y me pregunta una encargada acerca de lo que iba a comer, por simple curiosidad. Se lo enseño yo, todo feliz, con una sonrisa de oreja a oreja y vamos, no me estampó la cabeza contra la pared de milagro. Joder que cabreo se pillo...eso no se puede haceerrr, anda que si ahora llega una inspección de la franquiciaaaa, ciñete al producto que vendemoooos, te lo vas a comer porque no es plan de tirarlooooo, pero que no te vuelva a ver que te pongo en la puta calleeee...En fin, una pasada, y yo ahí aguantando el chaparrón y pensando -¡si es una puta hamburguesa que me voy a tragar en 10 minutos, que coño importará lo que lleve dentro!...

Oye, que no te puedes tomar las libertades que quieras....eso si, en mi casa no me tose nadie. Aqui pongo y dispongo yo, y como vamos a vivir cuatro días, esos días no me faltará condumio a tutiplen, y pienso disfrutarlo...como si fuera un simple bocadillo de mortadela!

viernes, 21 de mayo de 2010

Viernes y yo sin algo que escribir!!


Mira que es raro que no se me haya ocurrido nada en esta laaaaaaarga y tediosa mañana que he tenido. En diversas ocasiones, me he estado tocando los huevos con ambas manos, disfrutando del momento, jaja.

Bueno, ha habido un gran acontecimiento, que ya le gustaría tener a muchos españoles que se encuentra en paro en estos momentos: he firmado un contrato de trabajo indefinido a jornada completa, con el añadido de que, despues de once años, el convenio de las agencias de publicidad ha sido revisado, aumentando la cuantía de las percepciones que los trabajadores recibiran. Aún así, el sueldo es un poco miserable, pero de momento, es lo que hay, menos da una piedra.

Intentaré sacarme unos ingresillos extra con mis dibujos, que ya me supusieron una cantidad bastante aceptable realizando una actividad con la que disfruto enormemente. De hecho, yo sería la persona más feliz del mundo (creedme), la MÁS FELIZ DEL MUNDO si pudiera dedicarme única y exclusivamente a dibujar animales. Es una actividad que me relaja y me llena de satisfacción. Sólo necesito buen material y luz natural. El resto lo pongo yo, que mi mano izquierda se pone en marcha con poquito, no hace falta animarla mucho.

La verdad es que llevo toda mi vida dibujando, desde que era bien crio (ya os conté lo de los dibujos en las últimas paginas del cuaderno de mates). En clase, cuando había que dibujar algún animal, era el tipo más buscado. Aprendí antes que otros niños a ver a los animales en tres dimensiones, y cuando estos dibujaban un perro con las cuatro patas seguidas, como un ciempies, yo ya era capaz de situar el par de la derecha al otro lado del cuerpo.

Así empezó la cosa y hasta hoy, mas de 25 años después. Mucha gente se interesan por mis dibujos, pero para que haga retratos de personas. Yo me niego en rotundo. No me gusta dibujar gente. No me motiva. Veo más sentimientos en la cara de un animal que en la de una persona. De hecho, ahora que tenemos a la gata en casa y paso mucho tiempo mirándola, descubro cantidad de gestos que nunca pensé que un gato pudiera ofrecer. Vamos, que he compartido piso con gente con menos luces que un oso hormiguero (con todos mis respetos para estos singulares animales), con lo cual, mi gata, comparada con ellos (con los ex-compañeros de piso) podría dirigir una empresa o dar clases en la universidad.

Cuando dibujo un animal, me identifico con el, intento imaginarme que lo tengo delante y puedo admirar su plumaje si es un ave o acariciarle la cabeza si se trata de un perro, gato, caballo, etc. Tengo la suerte de haber nacido con un "don" o cierta facilidad para dibujar animales, que se transforma en más imprecisión o torpeza si se trata de una persona, edificio o paisaje. Adoro el detalle, los pelitos pequeños, el brillo de los ojos...ahí radica el interés de un dibujo, en saber reflejar el brillo del ojo que llenará la imagen de vida. Si eso no se consigue, apaga y vámonos. Hasta el momento lo estoy consiguiendo, mucha gente, sin conocerme de nada, me han llamado para encargarme dibujos. Muchos de ellos ya han muerto, y mis dibujos sirve para que sigan presentes en la vida de sus dueños. A todos mis clientes les agradezco que confien en mi, y especialmente a aquellos que ya no tienen la compañía de sus mascotas y que gracias a mis láminas, pueden seguir disfrutando de su compañía.

Para los que aún no conozcan mi obra, os dejo el enlace a mis dibujos. Espero que os gusten!

http://cid-018bc218f7624245.skydrive.live.com/browse.aspx/.res/18bc218f7624245!152?ct=photos

Feliz fin de semana!!!!

jueves, 20 de mayo de 2010

Meme literario (robado sin escrúpulos, pero es el primero que hago!!)


1-¿Cuál es la obra que más veces has leído?
Creo que me quedan tantos libros por leer que no voy a perder mucho tiempo en releer. Solo he repetido una vez, se llama "Todos los sueños del mundo", de Javier Reverte, y creo que me lo volveré a leer una tercera, porque es desternillante.

2-¿Cuál ha sido el último libro que has dejado a medias?
El Señor de los Anillos. No fuí mas allá de la Comunidad, vamos, que ni de lejos se veían Las Dos Torres (que bodrío, mamma mia!!)

3-¿Que te suele llevar a preferir una lectura en lugar de otra?
Pues el color del lomo del libro o la ilustración de la portada, vete tu a saber...

4-¿Recomiendas libros con frecuencia?
Si alguien anda buscando lectura si que le recomiendo alguno que me haya leído y que crea que le pueda gustar

5-¿Cuál es el último libro de poemas que leíste?
No he leído mucha poesía, pero he leído algo de Miguel Hernández, Benedetti, Neruda y, sobre todo, un gran poeta como para mi es Joaquín Sabina.

6-¿Cuál es tu momento del día para leer?
Antes leía mogollón (vivir en Madrid y viajar en bus y metro es lo que tiene), pero ahora tengo poco tiempo. Leo más cuando bajo a mi ciudad y me chupo entre unas cosas y otras 5 horas de viaje de ida y de vuelta.

7-¿Recuerdas el primer libro serio o adulto que leíste?
Miedo en un puñado de polvo. No recuerdo la edad que tendría, pero no era demasiado mayor. Y por cierto, es un libro acojonante. Autor: John Ives.

8-¿Te gusta ir al Teatro? ¿Y leer Teatro?
Me gusta el teatro, pero he ido poco. Leer solo he leído un autor, y me parece genial a pesar de que es bastante antiguo, pero sus obras son geniales: Alejandro Casona, estoy buscando como loco sus Obras Completas.

9-¿Lees libros con frecuencia que no sean literatura (filosofía, divulgación, biografías, guias de viaje, comics...)?
De vez en cuando, pero poco. "El Jueves" de manera casual y revistas de historia...

10-¿Prefieres comprar los libros o aprovecharte de las bibliotecas? ¿Te gusta curiosear en los mercadillos de libros (Ferias del libro, librerías antiguas...)?
La verdad es que comprar, compro pocos (los lanzamientos me parecen caros para mi maltrecha economía), así que cuando alguien me quiere regalar algo, casi siempre le digo que con un libro, de lo que sea, acertará seguro. Por otra parte, soy un defensor a ultranza de la lectura pública, cuando me he mudado de ciudad, casi que he ido antes a hacerme socio de la biblioteca pública que ha buscar un supermercado o el ambulatorio.

11-Cuando acabas un libro... ¿cuánto tardas en empezar otro?
Poco, los tengo en la estanteria dando saltitos y moviendo las paginas, para llamar mi atención y que los coja. Suelo guardar el orden en el que los he conseguido. A veces me he leído tres libros a la vez (buscando temáticas totalmente distanciadas, claro)

12-¿Has escrito alguna vez algo que considerases literatura?
Pues la verdad es que no me suena mucho el haber escrito algo con tintes literarios.

13-¿Que libro deseas leer y jamás lo has hecho?
El Ocho, de Katherine Neville. Lo empecé pero no se porque lo dejé y no lo he vuelto a coger!!

14-Un best-seller que no tengo el más mínimo interés en leer...
La saga Crepúsculo no me llama la atención en absoluto

15-Un libro que nunca terminaré...
El Señor de los Anillos, me niego a leer ese truño

16-Un libro infumable
En su día no me gustó nada "La Ciudad de los Prodigios" (lo leíamos en clase). Luego, no recuerdo ninguno...por repetirme de nuevo, El Señor de los Anillos

17-Un libro que me sorprendió
Dos: El pasillo de la Muerte (La Milla Verde, vaya), de Stephen King, porque aún leyéndolo después de ver la peli me pareció cojonudo, y llore como un gilipollas, pero a lágrima viva. Y otro que me pareció una pasada fué "El Mozarabe", de Jesús Sánchez Adalid. Si queréis conocer como era la Córdoba Califal, tenéis que leerlo, es imprescindible.

miércoles, 19 de mayo de 2010

La vida es una decisión


Siempre hay algo por lo que tenemos que decidirnos, decantarnos por un lado u otro...Coca Cola o Pepsi, Burger King o McDonalds, Real Madrid (siempre) o Farça, solo o con hielo, carne o pescado, activo o pasivo, la acera propia o la de enfrente, Bisbal o Bustamante (ja), por la iglesia o por lo civil, niño o niña, rosa o azul celeste (cursis), o todos o ninguno, ahora o luego, si o no, perro o gato, sol o sombra, reir o llorar, borracho conocido o alcohólico anónimo, Coruña o Santiago, Gijón u Oviedo, Murcia o Cartagena, Puertollano (sin duda alguna, faltaría más) o Ciudad Real, en altura o un primero, piso o casa, el centro o las afueras, mar o montaña, primera de julio o segunda de agosto, Chip o Chop, Tom o Jerry, DC Comics o Marvel....en esta última no tengo dudas. Ni uno ni otro. Existe un tercer superheroe que no le llega ni a la altura del zapato a Batman, Superman o el Hombre-Araña...con ustedes, uno de mis regalos de ayer. Tengo 31 años y me han regalado a...
SUPER COCO!!!!

martes, 18 de mayo de 2010

La alegría de la casa


Todos los días me está esperando en la puerta, oigo sus maullidos desde el portal. Comparte con nosotros los mejores momentos del día y busca nuestro regazo para dormir calentita. Si le acerco la cara, me roza con su naricilla, dando besos a su manera gatuna. Hoy cumple un año, el mismo día que yo, y por eso creo que se merece este post. Se llama Irati, un nombre en euskera muy utilizado en Navarra para las niñas que quiere decir "bosque de helechos". Es, sin duda alguna, la gata mas guapa de todo el Reyno de Navarra, y quería que hoy, dia de su cumple, la conocierais. Ester le ha sacado esta foto tan sensacional (bien por Esteeer!!)

PD. Se ha comido de una sentada una lata entera de breakkies excel de salmón y atun. Un día es un día!!

Camino a la perdición!!

Hoy hace justo 31 años que vine al mundo, sonrosado y sonriente, morenito, con bastante pelo y según mi madre, con unos ojos tan grandes y abiertos que se me salían de las órbitas. No me puedo quejar de la vida que he tenido, sencilla, sin lujos, pero sin necesidades. En definitivas cuentas, una vida tranquila y feliz, con tierra en el patio para buscar lombrices y dárselas a las gallinas que criaba mi abuelo, a cambio de que, en el preciso instante en el que alguna gallina tenía pollitos, pasaban a ser de mi absoluta e innegociable propiedad. Las gallinas son aves que han perdido la capacidad para volar, verdad?? Pues eso es incierto, porque mis pollos volaban, vaya que si volaban!! Los tiraba desde las escaleras de mi cochera y aterrizaban como un carguero ruso entre las habas o las lechugas del huerto, a trompicones, jojojo!!

Fuí un estudiante normalito, muy hablador, demasiado hablador...que coño, hablaba por los codos, era al que más veces le tenían que llamar la atención en clase para que se callara (debí haber estudiado periodismo). Al mismo tiempo que potenciaba mi vocabulario, aprovechaba para garabatear perros, gatos u osos hormigueros en el pupitre (la Capilla Sixtina del arte escolar) y en las últimas páginas de mis cuadernos de mates, que estaban siempre más escritos en el final que en el principio.

Esto provocó varias cosas: que fuera la persona que más veces tuvo que fregar con estropajo su mesa y que perdiera el hilo de esa primera clase de mates en la que, aburrido de tanto número, me puse a dibujar. Las consecuencias de este hecho se fueron extendiendo en el tiempo y en los cursos, no dando pié con bola en matemáticas en ningún curso (yo creo que me aprobaban por pesao y por simpático). Ya en el instituto tuve un amago de masoquismo del duro y me fuí por la rama de Ciencias Puras (ja, para chulo yo). Mis planes de futuro eran la veterinaria, luego la zoología...en fin, algo relacionado con los animales. Parece ser que no contaba yo con la dificultad de las matemáticas en este periodo, junto con la inestimable colaboración de las Pili y Mili de la enseñanza secundaria: con usteded, Física y Química (fuerte aplauso, por favor!!).

En fin, el desastre fué mayúsculo, pero brutal. Repetimos curso, a ver si me aclaro un poco....y oootra vez al pozo. Parezco tonto, verdad? En fín, todos tenemos malas rachas. El caso es que se me fueron quitando las ganas de estudiar algo de ciencias, tenía yo la extraña sensación (después de no haber aprobado de manera oficiosa ni un puto examen de matemáticas y fisica en todo el instituto) de que no iba por buen camino.

Acongojado y desesperado, la luz del arte me iluminó, o más bien, una vecina que me habló de la Escuela de Arte de Ciudad Real, sobre todo como buena salida para, por lo menos, terminar el bachillerato por la rama Artes. Allá que me fuí y mira, me gustó el mundillo de la creación, sobre todo porque me sentía realizado. Me gustaba más aprenderme nombres de pintores del Quattrocento toscano que la manera de ciclar las moléculas de fructosa, donde va a parar!!!

De ahi, cruzamos de provincia hasta Cuenca, ciudad colgada y fría como ninguna, pero entrañable, pequeña pero acogedora. Llevo parte de esa ciudad en mi corazoncito, ya que fué mi hogar durante cuatro años, ahí conocí a mucha gente, hice grandes y buenos amigos, sobre todo una amiga que con el tiempo se convirtió en la persona con la que compartir todos los años que a partir de hoy mismo cumpla.
Estudiar Bellas Artes tuvo su punto. Levantabamos muchas ampollas entre los estudiantes de otras carreras, que se pasaban horas y horas empollando formulas o textos larguísimos mientras nosotros dabamos brochazos en un lienzo, haciamos figuras con poliexpan o revelábamos fotografías. Yo les decía que si tanta envidia tenían, que se matricularan en BB.AA. a ver que resultado les daba!!

4 años de carrera dieron para mucho, y como colofón, beca Orga...Erasmus. Otro momento de enajenación mental me puso camino de Riga (Letonia), como primer estudiante español en aquel estupendo pais, sin ningun castellano-parlante en muchos kilometros, sin embajada ni consulado español, sin nadie que hubiera estado alli antes para darme alguna referencia, NADA!!. Eso si que dió juego (mamma mia!!), tanto que le dedicare un par de posts.

Y a partir de ahi, pues 4 años en Madrid estudiando diseño gráfico, trabajando a salto de mata en lo que salía (hamburguesero, repartidor de revistas, diseñador gráfico, teleoperador), vuelta a mi tierra manchega de nuevo, con parada en Toledo primero y a mi ciudad natal (Puertollano) de nuevo. Y hace ya dos años largos decidí poner un punto y aparte en mi vida y plantearme muchas cosas para huir de un futuro no muy esperanzador. En mi partida de ajedrez particular las tablas se veían venir si no movía correctamente, así que decidí montarme en el caballo y como dice un cancion popular..." a Pamplona hemos de ir". Aqui soy feliz, hoy justamente me han dado una muy buena noticia a nivel laboral que hará que todo vaya mejor de lo que ha ido hasta el momento, o eso esperamos todos.

Como veis, unos 31 años más o menos normales, solamente empañados por la perdida de mi madre y mi hermano que, en días como hoy, tanto echo de menos. Como ya dije en mi primer post, este blog va dedicado a ellos, que seguro que me estarán viendo y que espero y deseo que estén orgullosos de mi. Va por ellos y por todos vosotros. Gracias por leerme. Seguiré dando guerra!!!

lunes, 17 de mayo de 2010

Un poquito de por favor!!


Vuelta a la rutina después de un fin de semana de lo más anodino. Con esto de que Ester tenía que ir a trabajar de mañanas y que la pobre necesitaba echarse una buena siesta despues de comer, poco hemos hecho, la verdad. Ella trabajar, que ya es bastante hacerlo el fin de semana. Yo, procurar que la comida estuviera en la mesa cuando ella llegara. Pollo en salsa con almendras el sabado y bacalao skrei - kokotxas al pil pil con gulas y gambas el domingo. Salieron ricas ambas cosas, si bien el bacalao no solto todo lo que tenia que soltar, la salsa no ligaba...en el fondo, dicen que ligar en Pamplona es un milagro, o sea, que no liga ni la salsa del pil-pil. En fin, lo importante era el sabor, y a falta de mucha salsa para mojar pan, nos bebimos una botellita de eusko-sidra (reconozco que me gusta mas la asturiana, pero para unas kokotxas pega más un txakoli o una sidra vasca.

Por lo demás, poca cosa. En mi trabajo parece ser que la situación vuelve a la normalidad. Nos han pagado lo que nos debían y nos van a volver a hacer contrato (eso lo llamo yo un buen regalo de cumpleaños, si señor). Y hoy, para variar, he vuelto a encontrarme con un gilipollas en una parada de autobús, que se está ganando un guantazo. Os cuento porque.

Veamos, yo soy un tio moderno, concienciado con el medio ambiente, ecologista, práctico y deportista, amante de la vida sana; por ello, me muevo en bicicleta por la ciudad. Bueno, también se me habia olvidado añadir en esa lista de virtudes que no tengo dinero para comprarme un coche, luego si tuviera que trabajar muy lejos tendría que ir en bus o vete tu a saber como.

Bien, como iba diciendo, voy a trabajar en mi flamante bici y utilizo un carril bici que nuestra querida alcaldesa ha pintado por las aceras, sin separación con bordillito ni nada. Eso si, está claramente señalizado en el suelo y con señales de tráfico oficiales. El tramo en concreto por el que yo voy es utilizado a menudo por un buen número de ciclistas, luego la gente "debería" darse cuenta de que ese metro y medio de acera está "reservado" para bicicletas. Pues no. Parece que eso no va con ellos.

El gilipollas del que hablo es un tipo de semblante serio, bastante feo. Es padre y todos los días lleva a su hijo a la parada del autobus. El caso es que en esa parada se juntan todos los días un buen número de padres y crios, que invaden el carril bici con toda impunidad. Pero lo invaden y no se quitan. Cuando me voy acercando al paso de cebra que hay antes de llegar comienzo a tocar el timbrecito de mi bici, para avisarles de que "deben" quitarse porque yo no estoy obligado a pararme puesto que voy por una via de uso para bicicletas. Pues no. Que no se quitan. Tengo que llegar al grupito de gente, echar un pie al suelo y decir muy educadamente "POR FAVOR, ME DEJAN PASAR????" El tipo este me pone una cara de desprecio realmente espectacular y, visiblemente molesto, aparta despacio y de mala gana a su retoño de la amenazadora rueda de esa maquina apestosa que es mi pobre bici gris. Yo sigo mi camino jurando en arameo, caldeo y fenicio, sin entender la actitud de algunas personas.

Como todo tiene un contrapunto, tambien tuve otra experiencia muy parecida, casi en la misma zona y tambien con el carril-bici como protagonista. Volvia una tarde de trabajar y me incorporé a mi carril bici. Delante de mi, a unos 100 metros iba un chico negro (en mi barrio vive casi toda la colonia africana de Pamplona) con sus dos críos. El chico, en un momento dado, miró hacia atrás y me vió que me aproximaba, a una velocidad normal, de crucero. Pues inmediatamente aparto a sus niños (3 o 4 años), que iban tan felices y despreocupados, corriendillo por la calle y entrando y saliendo del carril-bici. Los puso delante de sus piernas y pude apreciar como les decia que ese trozo de acera por el que iban era para que pasaran las bicis y que no debían ir por ahi. Al yo pasar por delante de ellos me dijo, con su característico acento africano: "perdón amigo, son niños pequeños y tienen ganas de jugar!!"

Le devolví el saludo amablemente, pensando inmediatamente en mi querido amigo, el de la parada del autobus, tambien padre de unos críos pequeños y que, por lo que veo, tiene menos educación que ese chaval africano, inmigrante, vete tu a saber si tendrá papeles o si malvivirá explotado por algún cabrón, pero que a veces demuestran muchas más educación que nosotros.

También la semana pasada, en esa misma zona, fuí al cajero a por dinero, y había otro chico negro, de Nigeria o de Ghana (hablaba inglés) y cuando termino de hacer su operación me dijo: -ya he terminado, perdona por haberte hecho esperar-. SORPRENDENTE, no me canso de repetir que me sorprende la educación que tienen estos chavales, que por otra parte, aquí en Pamplona están todos super bien adaptados, hay muchas muchas parejas mixtas con niños, muchas cuadrillas de albañiles están formadas casi por completo por africanos, etc.

En fín, ya ireis conociendo la autentica pasión que siento por todo lo relacionado con Africa.

Y mañana es mi cumpleeeee, bieeeeen!!! Prepararé una entrada especial, hablando un poquito de lo que han sido estas 31 primaveras que cumplo mañana, que han dado mucho de si, tanto para lo bueno como para, desgraciadamente, para lo malo. Espero que os guste.

PD: Me acabo de acordar que un día atropellé un poquito a una señora que se me apareció de repente, atravesando los contenedores de la basura. Ella empezó a gritar, pero me fué imposible frenar porque no había espacio fisico. Encima me decía la tia que tenía muy poco respeto por la gente mayor, bla, bla...la tenia que haber metido en el contenedor...

sábado, 15 de mayo de 2010

Berenjenas rellenas

Collage visual de la receta de las berenjenas. Asi todo ilustradito queda más mono...además, que no tenia instalado aun el photosop y lo he hecho con Illustrator, y bastante majo ha quedado!!

A la rica receta

Hola muchachada. Hoy sabadete, con la tripa llena con un rico pollastre en salsa y la victoria de Nadal en semifinales de Madrid, os voy a dejar una recetita que Silvia, del divertido blog elduendedeloshilos.blogspot.com está deseando que cuelgue. Es muy sencilla, un pelin laboriosa pero sin mayores complicaciones. Y el resultado merece la pena. Me he tomado la molestia de hacer un pequeño collage visual con los ingredientes, para que quede mas ilustrativo el tema. Os explico la cosa al detalle.


BERENJENAS RELLENAS:

Ingredientes (para 2 personas, si sois mas, ir aumentando las cantidades proporcionalmente)

2 berenjenas medio-grandes, a poder ser, anchas, para poderlas rellenar mejor
350 - 400 gr. de carne picada (cerdo, ternera, pollo, pavo...l
a que mas os guste)
1/2 cebolla o cebolleta (yo siempre preferiré cebolleta tierna, mas dulce)
salsa de tomate (o tomate frito de bote, tarro, tetra-brik, no nos pongamos caprichosos)
aceite de oliva
sal
pimienta negra
especias diversas (yo para este caso utilizo ajo molido, perejil y orégano)
bechamel
queso rallado para gratinar
pan rallado

PROCESO

1. cortamos las berenjenas a lo largo. Con la punta de un cuchillo les hacemos unas incisiones a lo largo y a lo ancho, para lograr una cuadrícula que luego nos permita sacar bien la pulpa. Les echamos un chorrito de aceite de oliva y las metemos, tapadas, en el microondas. Con unos 5 o 6 minutos bastará para que se ablanden. Podemos comprobar con el dedo, cuando la pulpa esté blandita, estarán listas.

2. Con una cuchara, y con cuidado para no quemarnos, vaciamos toda la berenjena de su pulpa y la reservamos. La piel la colocaremos en la bandeja o fuente que luego irá al horno para gratinar. Toda la pulpa de la berenjena la picamos bien fina, para no encontrarnos trozos muy gordos.

3. En una sarten grande pochamos la cebolla en juliana. Cuando esté blandita, añadimos la carne picada. Removemos bien y sazonamos con la sal, pimienta y las especias que hayamos elegido. Como he dicho antes, esto es muy personal. Yo me he acostumbrado a sazonar las salsas que hago para la pasta con ajo molido, perejil y orégano. Al que le guste el curry, este plato sería una buena opción (no he probado a echarle nunca, pero creo que por sus ingredientes, no desentonaría). Cuando la carne haya perdido el color rosa que indica que aún está cruda, echamos la pulpa de la berenjena y mezclamos todo bien. Lo vamos cocinando todo junto (perdonad por no poner tiempos, pero es que nunca lo he calculado, lo hago todo a ojo).

4. Cuando la mezcla esté bien ligada, le ponemos un buen chorreon de la salsa de tomate. De igual forma, mezclamos todo bien. Al mismo tiempo que hacemos todo esto, nuestro ayudante o pinche debe haber hecho una bechamel, no muy espesa.

5. Añadimos a nuestra rica mezcla cuatro o cinco cucharadas de la bechamel, que le servirá de aglutinante y hará que toda la mezcla coja mas consistencia. Removemos todo bien para que mezcle.

6. Probamos el mejunje y rectificamos de sal al gusto. Retiramos del fuego. Con una cuchara, vamos rellenando con la mezcla las cascaras de las berenjenas, que estáran colocadas en una fuente para horno. Procurad que estén bien juntitas, para que no se desparramen. Cuando estén bien rellenas (seamos generosos) cubrimos de bechamel. Ponemos queso rallado para gratinar al gusto y por ultimo, un poco de pan rallado, que servirá para crearle una costrita crujiente al gratinar.

7. Introducimos en el horno previamente caliente a unos 180º. Subimos a 220º aprox. hasta que veamos que está gratinando (yo no pongo el gratinador, enciendo el horno por arriba y por abajo, para que se haga todo en conjunto). Cuando esté la parte de arriba doradita, sacamos del horno y a comer!!

Os pongo una foto que hizo Ester de la última vez que las hicimos...no quedo ni para el gato, muahahahaaa!!

Esta receta me la enseño mi querida mama. La hacemos muy a menudo y siempre me acuerdo de ella, ya que yo le ayudaba siempre a prepararla. Mamá, allá donde estés, esta receta va por ti!!

viernes, 14 de mayo de 2010

MARIMAR

Aqui yo soy el King!!


Recuerdo esa frase que a un buen amigo y compañero de universidad le decía continuamente su padre, pero cambiando el verbo "trabajar" por "estudiar". Ya conté en un post anterior mi trabajo como mozo repartidor de revistas, engañado por un perverso director de editorial. Esa empresa tenía su miga, porque sabiendo como se llamaban los que allí trabajaban (una familia de cinco miembros al completo, una cuñada y otros trabajadores ajenos al nucleo familiar), resulta que en los créditos de la revista todos aparecían con diferentes apellidos, pseudónimos, etc.

Ese fué mi tercer trabajo. Los otros dos anteriores, mis primeros e inseguros pasos en el apasionante mundo laboral los di de la mano de un rey cabezón y un amable payaso. Si amigos, a falta de uno, el otro. Que tu eres de Whopper? A mi también me gusta el Big Mac. Quereis saber cual es más guarro? Ahora os lo cuento.

Allá por el lejano 2004 aterricé en Madrid, una nueva etapa en mi vida. Yo acababa de terminar mi carrerita de Bellas Artes en Cuenca y quería especializarme en algo concreto. Me matriculé en una escuela de diseño gráfico y me fui a vivir a Carabanchel. Llevando alli una semana vi un anuncio en Burger King solicitando auxiliares de sala y cocina, y alli que me planté. Ya desde un primer momento vieron en mi grandes dotes y de buenas a primeras me puse a poner, literalmente "TODA LA CARNE EN EL ASADOR". El "broiler" era mi mejor amigo, una especie de mini-infierno en versión "trenillo de la bruja" de ancho europeo, donde las pobres hamburguesitas, congeladas, recibían, en lugar de escobazos, llamaradas que las churruscaban y les hacían soltar chorreones de grasa. Tambien tenía el control sobre las freidoras, y todas las patatas fritas, buffalo wings y chicken tenders salían de mis cestitas.

Casi muero congelado en la camara de frio, porque me pidieron una bolsa de pollo y no la encontraba. No la encontraba porque 1.) No sabia donde estaba - 2.) Se me habían empañado las gafas del cambio brusco de temperatura y 3.) porque a -18 ºC y en manga corta no se buscan bien las cosas, no.

Solo trabaje 15 días, porque me agobié un poco. Yo nunca había vivido solo en un piso, y el tener que madrugar para coger el metro e ir a clase, volver, hacer compra, cocinar e irme al Burger King hasta las 12 de la noche se me hizo demasiado llevando solo una semana en la capi. Decidí presentar en firme mi decisión irrevocable de abandonar la entidad, no sin antes haber sido amenazado por un gitano (y que me perdonen los gitanos que lean este blog, pero es que telita con los gitanos de Carabanchel en el "burrikin" (y juro que es cierto lo de que dicen "burrikin")).

Viernes noche, se cierra a las 00:00 h. Tengo la llave para abrir la puerta a los clientes que se van y que no pueda entrar nadie. Llega un gitano a las 00:05 minutos y quiere entrar justo cuando tengo la puerta abierta porque sale gente.

Amable empleado de BK: lo siento caballero, ya está cerrado

Sr. Gitano: ayy payo, como que esta cerrao, si está la puerta abierta??

Amable empleado de BK: le abría la puerta a estos clientes, pero el establecimiento ya está cerrado.

Sr. Gitano: amos, hombre, si solo quiero un helao

Amable empleado de BK: Lo siento, caballero, pero le repito que está cerrado, las cajas ya han sido contadas y cerradas.

Sr. Gitano: pero si solo es un helao pa mi señora, que ha tenio un antojo (ella en el cochazo del gitano)

Amable empleado de BK: Le repito que está cerrado. Suba la calle hasta el final y tiene Vd. un McDonalds, donde le serviran un rico helado.

Sr. Gitano: pero es que mi señora lo quiere de Burrikin

Amable empleado de BK: Me parece estupendo el gusto de su sra. pero no le puedo ayudar...

Sr. Gitano, mirando la placa con mi nombre que orgulloso luzco en mi pechera: Mu bonito, Alberto, mu bonito...pues que sepas que me he quedao con tu nombre, a ver si te pillo por aqui otro día!!

Amable empleado de BK: aaaaasustealamierda, hombreya!! Encima de aguantar a niños petardos que restriegan el ketchup por los cristales como si fueran Miquel Barceló, tengo que aguantar a gitanos que me amenazan por no dejarles pasar!!! Esto se va a acabar, ya verás tu si se va a acabar!!!

Y un par de días despues colgué la gorra. Tengo que admitir que me lo pasé bien esas dos semanillas, y sobre todo, que es un sitio extremadamente limpio, por lo menos el BK de la C/ de la Oca de Madrid. Todo está perfectamente revisado y te obligan a cumplir unas normas muy estrictas. La calidad del producto será la que sea, pero te puedes fiar del sitio, eso si.

De ahí, dos años después, paso a la competencia. Pero esa historia la dejo para otro dia, que tengo que currar un rato. Alaa, buen finde!!

PD: os dejo un video bastante gracioso. Puede que lo conozcais, son dos primos filipinos que cantan delante de una camara canciones diversas. Atención a los caretos, que son de morirse.



jueves, 13 de mayo de 2010

Nada nuevo bajo el sol

Ala, ya estamos de vuelta del loquero. Como yo me suponía, no ha habido novedad. Esto de la epilepsia es tan relativo y tan dificil de diagnosticar que tampoco pueden pronunciarse mucho. Haciendo un simil muy gráfico, dentro de la amplísima escala de grises que puede formar la epilepsia, desde la ausencia total de crisis hasta la enfermedad severa, que puede ocasionar transtornos cerebrales y motores agudos, yo estoy en un gris perla, muy tenue. Revisión en 6 meses y, si me noto algún tipo de mareo o algo raro, que acuda a el para que pueda indagar en algo reciente. Sigo con las pastillas de frambuesa, partida en 2 trocitos, para que el efecto se reparta a lo largo de todo el dia.

Lo único negativo de este asunto es que no he podido comer en casa como yo acostumbro, y he tenido que malcomerme un pequeño y delicioso bocadillito de salchicha fresca a la plancha con queso y pimientos del piquillo...y eso no puede ser!!

El fin de semana nos resarciremos la Estertxu (mi novia) y yo, jejeje. Este fin de semana pasado ha sido bastante esplendido en lo culinario, puesto que el sábado nos preparamos un magret de pato con salsa de frutos rojos, regado con un rosado de Navarra. El domingo dimos paso a unas berenjenas rellenas de carne, con una bechamel cremosita, gratinadas con queso y acompañadas de un vinito blanco de Rioja. A ver que se nos ocurre este fin de semana...un día fijo que nos hacemos pescado, puesto que en el congelador tenemos a buen recaudo un par de hermosas rodajas de bacalao skrei y unas kokotxas, un pil-pil o una buena salsa verde y vamos, para gozar!!

Soy (somos) unos cocinillas, cuando nos mudamos al piso en el que vivimos ahora, la cocina nos enamoró, porque es muy manejable, y sobre todo, es solo para nosotros. (Durante unos meses estuvimos compartiendo piso con una serie de seres a los cuales iré dedicando los post más entrañables que os podais imaginar...(si los leen van a flipar, y que me denuncien si tienen cojones)).

Ya os iré poniendo fotos de los platos que nos hacemos y si quereis, os paso recetas. Yo soy también muy fino y me invento unos nombres que ni Ferran Adriá: yo no frío patatas, yo confito tubérculos de temporada. Yo no preparo un zumo de naranja, yo preparo una sopa fría de cítricos. Yo no hago jamón a la plancha, yo hago crujiente de ibérico...

Mañana más y mejor. Besos para todos!!

De medicos

Hoy tengo visitilla al médico para que me digan si mi locura y enajenación mental es transitoria o está bien asentada en todo mi ser. De momento me está tratando el neurólogo, ya veremos si tengo que pasar a psiquiatría, jeje. Bueno, coñas aparte, hoy tengo revisión neurológica para ver que tal voy de mi "epilepsia" o lo que sea que tengo, porque nadie me ha dejado claro del todo cual es la dolencia que acarreo. Para los nuevos, os pongo en antecedentes.

Hace ya unos años, allá por noviembre de 2006, volvía del trabajo y en un determinado momento noté una extraña sensación en la cabeza, como una especie de zumbido muy fuerte acompañado de una sensación de "des-ubicación". Los chavales que salían del instituto y que yo me cruzaba pasaban a mi lado como en ráfagas...en fin, que cuando me desperté estaba en una ambulancia lleno de cables por el pecho, la cara desollada y un chichón. Me ingresaron cuatro días con sus cuatro noches (que coñazo, por dios) para descartar alguna dolencia cardiaca, y me dieron la patada en el culo sin ningún diagnóstico.


Pasados unos meses me volvieron a dar otros dos jamacucos, esta vez en mi habitación, en la cama. En una de ellas casi me quedo en el sitio porque me di en la sien con la mesilla de noche. Después de esto fui al neurólogo y me diagnosticó algún principio de epilepsia...así, sin comerlo ni beberlo, a mis 27 primaveras. Desde entonces no me había dado ningún mareo. Tomo todos los días una pastillita con sabor a frambuesa y ya está. También tomo menos alcohol que antes (no es que antes tomare mucho, sólo los fines de semana, y cada vez aguantaba menos), y no veas como lo agradece mi persona...el hígado no lo se, pero el bolsillo!!
Me hizo gracia cuando me dice la neuróloga, toda seria:

Malvada neuróloga- deberás dejar de beber alcohol-

En ese momento vi desfilar delante de mi las cañitas, el vinito de los fines de semanas, algún patxarancete, mi ron añejo con cola y limoncito exprimido...


Alber
-Y no puedo beber nada, nada? No tomo mucho alcohol, pero si algo de vez en cuando!!


Malvada neurologa: poder poder podrías, pero si digo que si se puede tomar algo, la gente le da poca importancia y siguen bebiendo, y por ejemplo, te podría tomar una copa de vino, pero no beberte una botella entera!!


Yo flipaba, no me he bebido una botella de vino entera en mi vida, me la voy a beber ahora!! Total, estuve un tiempo largo inflándome a coca-colas, pero luego pensé: total, para un fin de semana que salgo, porque me tome una copa no va a pasar nada. Y nada ha pasado.
El caso es que hace poco, note un pequeño mareo, nada importante, pero si lo suficiente como para pedir cita con el neurólogo en Pamplona, que me hizo un chequeo cuando me vine aquí a vivir y si te he visto no me acuerdo. En fin, ya veremos a ver que pasa conmigo, espero que no sea grave y puede llegar al martes que viene, que es mi cumpleeee!!!

Menos mal que no vivimos en la Edad Media, que en ese caso ya me habían pegado fuego por brujo y hereje!! (en el fondo esto de la epilepsia va a ser que soy muy listo, y no puede ser tanto!!)

miércoles, 12 de mayo de 2010

Gato gourmet

He pillado a mi gata esta mañana comiendose unas espinacas que dejé ayer en la encimera de la cocina para que se enfriaran. Hay ciertos alimentos que entiendo se podrían dejar fuera de la nevera o de los armarios, porque un gato no debería comerselos, por que la ciencia y la naturaleza le ha dotado de un instinto carnivoro....Pues no, mi gato es peor que un oso, es totalmente omnivoro. Eso si, es una sibarita, y un poquito caprichosa. Mira que nunca le compramos comida de marca blanca de supermercado. Pensamos que si nosotros nos gastamos X dinero en una cena o en copas, porque no nos vamos a gastar 3 o 4 euros en un saquito de comida de "Breakkies Excel".

Hace poco le compramos un saquito de comida con sabor a pescado, unas divertidas croquetitas de colorines de salmon escoces y atún de almadraba gaditano, rellenas de una rica textura con sabor a gamba blanca de Huelva (ironia modo "on", olían como la comida de las tortuguitas de pecera, jaja). Bueno, pues a la diva (que parece de los Austrias) no le gusta. Ella prefiere las de cordero y buey, más proteina, donde va a parar. El caso es que me da rabia tirar la bolsa casi entera, y a mi no me termina de gustar la textura que tienen, las noto un poco secas...

Bueno, pues se las mezclamos todas juntas, dieta completa: carne y pescado, chute de vitaminas y minerales por un tubo. Pues no, la tia las aparta con la patita y se come solo las de chicha. Es un caso perdido. Eso si, se pirra por cualquier tipo de delicatessen ahumada que nos de por comprarnos, y el atun fresco tambien le gusta...y el magret de pato, y el solomillo, y cualquier tipo de embutido, prefiriendo el jamon cocido Campofrio al de Eroski...

Lacteos diversos (mordisquea las cuñas de queso tierno y si me descuido, se come la margarina), legumbres cocidas, maiz, la cáscara de las patatas, el papel higienico, las chanclas de goma de Ester, los cables de la Xbox, el potpourri oloroso de un jarrón, insectos voladores, las plantas de la terraza...estoy por llevarla de troupé al Diario de Patricia!!

martes, 11 de mayo de 2010

Es una lataaa el trabajar!!

Ayer al final no llego la sangre al río en mi trabajo. Después de todo, incluso me lo pasé bien con este tipo que estuvo conmigo. La cosa es que llevo trabajando con el desde hace casi 2 años, y ahora es cuando parece que le estoy cogiendo el gustito.

Hoy también ha venido porque tenemos muchos proyectos entre manos, y al final, depues de muchas "querellas bizantinas", insultos cariñosos, cabezonerías mías (soy Tauro), sentido común y una buena dosis de la creatividad que de vez en cuando tengo, estamos sacando bastantes cosas adelante, incluyendo proyectos importantes como todo un plan de modernización del Museo Diocesano de Pamplona (se puede decir que todo el museo y la catedral es mio, porque alla donde mires se ven elementos que he diseñado, desde un nuevo logotipo con toda su imagen corporativa a los soportes informativos y de señalización, carteleria, diseño industrial, etc).

De todas formas, que dificil es tener suerte en el trabajo. Yo siempre he tenido la maravillosa suerte de encontrarme mucho "hijueputa" allá donde he querido trabajar, que a la hora de soltar el dinero parecían de la cofradía del puño cerrao. Sobre todo en el mundo de las artes gráficas, diseño y comunicación, que hay cada mangante de tomo y lomo, dando igual la ciudad que sea.

Mi primer trabajo en este mundo fué en Madrid, en una editorial familiar. Yo trabajaba en McDonald´s (tambien he trabajado en Burger King, eh, os puedo solucionar todas las dudas que tengais) y allí conocí a una chica que trabajaba en la editorial de su padre. Me hicieron entrevista para diseñador, y como tenía poca experiencia, me pusieron a repartir revistas con un carrito de la compra. Estuve 6 meses recorriendome Madrid de cabo a rabo (excepto San Blas y Vallecas), con mi carrito.

Era una mierda de trabajo, pero algunas semanas que tenia que repartir en comercios solo trabajas 15 horas, y me pagaban 500 euros al mes por 3 horas al día, cuando a los inmigrantes peruanos que tenian les pagaban 600 por 9 horas, juas juas. Al final me cansé de tanto andar y de tanta mala cara en los portales. Eso si, si me tocaba comercio en el Barrio de Salamanca, yo no debía hacer ninguna distinción, y todas las tiendas recibian su paquetito de revistas y la mejor de mis sonrisas: D&G, Gucci, Emporio Armani, Prada, Loewe, Ferrari...me atendían antes que a otros, o por lo menos, era bastante curioso que con solo poner la puntita de mi zapatilla de deporte dentro de la tienda, ya tenía a un fulano de tal más tieso que la mojama al ladito de la puerta para preguntarme, entre dientes, que si me podían echar a patadas....estoo, ayudar, eso, ayudar en algo. Los tios parecían "plasticman", cuando me acercaba a la puerta estaban con Cuqui viendo la nueva colección de fulares a 800 la pieza en el fondo de la tienda ,y los veía dar una zancada gigante y de un solo paso, cruzarse tooooda la tienda para servirme en cualquiera de mis deseos.
En el concesionario de Ferrari-Maserati no hacían caso del timbre, y yo llama que te llama. Habia un tio muy estirado hablando con unos clientes y miraba con desdén a la puerta. Al final, despues de tanto insistir el tio vino a abrirme, y no me han puesto JAMAS una cara con tanto asco como me puso ese tio. No le meti en toda la jeta con las revistas porque tenía mas educacion que el, pero ganas de dieron. Le dí una y me largue, y vi como la tiraba a la papelera....GILIPOLLAS!!

Al final, en vista de que no me iban a poner en el dpto. creativo, me fuí para poder dedicarme a pintar unas acuarelas, que me dió poco tiempo porque a los cuatro días me dieron unas prácticas en una agencia de marketing y publicidad de la C/ Serrano, justito encima de la tienda de Roberto Verino y al lado de Ermenegildo Zegna. De pasar a ese edificio y dejarles unas revistitas a saludar al portero "trshsh, trshs", con dos golpecitos en el hombro todas la mañanas y pedir al Corte Inglés que nos subieran el pedido a la oficina, juas juas

Sigo mañana, que ahora no tengo tiempo!! Hasta mañana!!

viernes, 7 de mayo de 2010

La risa tonta

Ayer hablaba de los castañazos que me he dado montando en bici (atentos a otro que me di cuando, desde una pequeña colinita, vi un enorme cardo borriquero que se doblaba hacia el camino por el cual tenia que pasar yo. No se me ocurrió mejor cosa que poner la marcha dura, bajar a toda pastilla la cuesta e intentar patear la cabeza del cardo como si fuera un jugador de rugby. La hostia que me dí al levantar la pierna izquierda fué de órdago, las gafas por un lado, la bici por otro, yo tirado en la cuneta...menos mal que no me vió nadie).

Al hilo de este asunto me acordé de una historia que nos paso a unos amigos y a mi hace bastantes años. Si la chica que se llevó la peor parte lee esto de manera casual, le pido disculpas por contar las risas que pasamos a sus espaldas, pero es lo que tienen las caidas...
Estabamos en la calle un grupo de chicos y chicas, jugando a "Verdad, beso o atrevimiento" (ayyy, que recuerdos me traen esos juegos de la infancia...). A una de las chicas, que se ve que no le apetecía darnos un beso ni confesar algun secreto o vicio, eligió atrevimiento. La prueba que debía pasar era irse con la bicicleta al cementerio con dos amigos mios. Lo de ir al cementerio se dijo porque estaba a un buen paseo, no porque fuera a dar miedo ni nada de eso (serían las 6 de la tarde). Ella aceptó y se fue a casa a por la bici. Regreso con su flamante "Motoretta" y alla que se fueron los tres al cementerio.

Al cabo de un rato vuelven, despacio, con las caras largas hasta el suelo, y la chica llorando con la mano puesta en la boca. Se va corriendo a casa de una amiga, y nada más doblar la esquina, mis amigos estallan a carcajadas: bajando una cuesta, se le había metido un alambre o una rama entre los radios de la bici y se había ido al suelo, cayendo de cabeza contra el asfalto. Resultado, los dos paletos (o paletas) rotos de cuajo, sangre a raudales y estoy seguro que un dolor insoportable (en golpes en los dientes soy un experto, ya os contaré).

Vuelve la chica (pobrecita) y dice que se quiere ir a su casa, que alguien la acompañe. Yo me puse el peto de la cruz roja (a veces parece que lo he llevado debajo de la camisa) y me ofrecí a ir con ella y con otra chica, para que el trauma de llegar a casa fuera menor.

Su padre estaba en la cochera trasteando, y ella, si querer abrir la boca, le dice a su padre: -"bbabba, buadabbe da bbidci"-. Subimos a su casa y cuando la madre abre la puerta, la muchacha rompe a llorar desconsoladamente al mismo tiempo que abre la boca para enseñarle el desaguisado. A la pobre mujer casi le da un chungo al verlo. Se abrazan, se besan, la consuela un poco. La otra chica y yo, todos serios y responsables, escuchamos como le relata la historia y la madre, como no podía ser de otra manera, le echa una pequeña bronca. La madre elevando el tono de voz, la chica llorando a grito pelao, y en estas que entra el padre preguntando que que coño pasaba alli.

Y a mi me dió la risa. Es que soy de los que le da la risa en entierros, examenes importantes, medicos y demás situaciones. Y no puedo hacer nada por remediarlo, soy capaz de mearme encima. Risa floja constante, lagrimeo y convulsiones. La chica abre la boca al padre y este estalla en cólera...pero que yo creía que la mataba del cabreo que cogió: "pero madre míaaa, que vamos a hacer contigooo, esto no puede seeeer, bla, bla".

La pobre madre intercediendo para que se calmase, el padre que devoraba a la niña, ella pregunta que si le van a poder arreglar la boca y el padre dice que "por supuesto que no, que como te van a arreglar eso, que así se iba a quedar para siempre!!" Y vuelta al llanto desconsolado, y la madre diciendole al padre que no le dijera eso a la niña, y el padre colorao amenazando con comerse a la madre....y yo que me meaba de la risa. No podía parar, me tenía que agarrar la barriga. Me quise esconder detrás de una cortina, me puse a acariciar una lechuza disecada que tenían, le rascaba las patitas, el pico....y venga a reir.

Al fin se calmo la cosa, quedaron en que el lunes siguiente irian al dentista para ver como le arreglaban el estropicio y nada, le dieron un calmante y a descansar. Nosotros nos fuimos a casa, yo descojonándome por el camino. A la semana siguiente volvió a clase con unos flamantes dientes, duros y relucientes, como si nada hubiera pasado. Me imagino que lo recordará de vez en cuando, seguro que haciéndole menos gracia que a nosotros.

PD.: Si alguna vez lees esto, no te lo tomes a mal, son anécdotas de la vida!!

jueves, 6 de mayo de 2010

Alberto Contador

Que gran ciclista, verdad? S0lo me parezco a el en dos cosas: en el nombre (precioso, por cierto) y en su madridismo. La habilidad en la bici es cosa suya, yo soy algo más torpe. Hoy he tenido un estupendo patinazo por culpa del suelo mojado (Barcina (la alcaldesa de Pamplona), a ver si secamos el suelo cuando llueve, que ya podrias despues de lo que cuesta vivir en esta ciudad). La verdad es que ya me he caido tres veces con la bici desde que la tengo. Solo han sido caidas tontas, fruto de la climatología de Pamplona que hace que el suelo esté mojado o con hielo más de la mitad del año.

He tenido historias con la bici, caidas monumentales de haberme matado. La mejor de todas fue hace ya bastante. Tenia mi flamante bici de montaña nuevecita, y bajaba una leve cuesta que hay hacia mi casa en Puertollano (mi ciudad natal). Hasta entonces habia montado en una bici de mi tia, que era bastante durilla de dirección. Gracias a ello me acostumbre a bajar esa cuesta sin manos, todo chulo yo.

Ese día se me ocurrió la brillante idea de soltarme de manos con mi bici nueva, que era ligera y suave como una pluma. La cosa empezó a coger velocidad y pille un bache, lo que provocó que la rueda delantera perdiera su rectitud y empezara a dar bandazos. Mi pobre cerebro adolescente, bloqueado y acojonado por la novedad del asunto, no enviaba bien la orden a mis manos de que se agarraran al manillar de la bici, y estas, a lo tonto, tuvieron la brillante idea de agarrarse a la barra central de la bici. Aquello era para verlo: bajando la calle echando leches, con la bici de lado a lado, y yo agarrado a la barra como un loco.

De frente me encontraba con un coche que subía y caminando, mi vecina con su novio. Estos se hicieron a un lado con cara de terror, y yo continué la calle hasta que me estampé contra el coche de mi padre enfrente de mi propia casa. El caso es que el porrazo no fué gran cosa. El coche quedo intacto, no tanto yo. Me di un golpe en la cabeza y en el hombro, y aún otra vecina, que vió como me caía, no se molesto en ayudarme a levantarme y encima decía que vaya un sinvergüenza que estaba hecho.

Me levanté como pude y fuí a guardar la bici en la cochera. Ahi descubrí que el hombro no funcionaba bien, porque no podía levantar el brazo izquierdo. Para colmo, la puerta de la cochera tenía truco y había que empujarla un poco al mismo tiempo que se trasteaba con la llave en la cerradura. Como el brazo izquierdo estaba tonto, tenía que darle cabezazos a la puerta e intentar sincronizarlos con el movimiento de la llave en la cerradura. En fin, demencial.

Mi madre mi vió muy blanco y me preguntó que si me pasaba algo: -"nada, mamá, que me he escurrido con un poco de arena que había en la esquina y me he asustado porque casi me caigo"....

miércoles, 5 de mayo de 2010

Mírame y no me toques

En anteriores posts ya os he contado mi dichosa manía de tocar cualquier animal que me encuentro, bien sea porque me lo encuentro de manera fortuita o porque directamente me voy a buscarlos. Cuando mis amigos y yo hemos organizado alguna comida campestre, alla que me voy con un palo a levantar piedras para ver si hay escorpiones, sapos, lombrices o cualquier tipo de bicho rastrero. En una ocasión fuimos a la orilla de un pantano a pasar un dia de verano, y mientras mis amigos sacaban las cosas del coche y montaban la mesa y demas (no más de 15 minutos) yo me acerque a la orilla del pantano y cogi 7 culebras de agua, pequeñas, suaves, sinuosas, una autentica delicia (jugue un rato con ellas, se las intenté asusar al más miedoso de todos y las devolví al agua).

No tan deliciosa fué mi anterior experiencia con reptiles. También ocurrió en el campo, mucho tiempo atras (tendría yo unos 16 años). Iba dando mi típico paseo con mi tía, para ver que nos encontrábamos. En estas que veo "algo" que se desliza por la hierba. Yo, pensando que sería alguna lagartija, me tiré en plancha a por ella. La "supuesta" lagartija trepa por el arbusto en el que se quería esconder y maravillosamente veo que mi inocente y pequeño "lagartito" es en realidad una estupenda serpiente. Lo más normal sería salir pitando, no? Pues no. Yo rememoré los documentales de Felix Rodriguez de la Fuente y de tantos otros naturalistas y visualicé como se agarra una serpiente para que no te muerda. Y allá que lancé mi mano, rapida como un látigo, para cogerla de la base de la cabeza e inmovilizarla. Ella, más rápida que yo, pegó una sacudida y me mordió en la base del dedo índice izquierdo. Noté un fuerte pinchazo, como una aguja, y me caí de espaldas. Mi tía, asustada, me preguntaba que si me había mordido, y yo, todo valiente, negaba con la cabeza y con un hilo de voz diciendo -"he sido rápido y he quitado la mano", al mismo tiempo que me limpiaba una y otra vez los hilillos de sangre que me salían de los dos diminutos agujeritos que tenia en el dedo.

Me dió un ataque de furia e impotencia, por sentirme mordido y por no haber podido cogerla para observar sus movimientos, admirarla y luego poder devolverla a la libertad. Al final la inmovilicé con un palo y me la lleve donde estaban mis padres. La metí en una botella para poder llevármela a casa y ver que destino le podía dar (para los que no me conozcan, tengo que dejar claro que soy un amante de los animales y que JAMAS le haría daño a un animal).

A todo esto, yo seguía sin decir que me había mordido. Tengo la suerte de poder identificar una serpiente más o menos a simpre vista, y en este caso se trataba de una culebra de escalera, joven todavía, y lo más importante, no venenosa (recordad siempre: serpientes largas, delgadas, cabeza ovalada y pupila redonda: NO VENENOSA - serpientes cortas, rechonchas, cabeza triangular y pupila vertical: VENENOSAS - VÍBORAS). Yo no dejaba de frotarme el dedo mordido para que no me saliera sangre, y al final consegui que la cosa parara y se secara. Eso si, tenia los cojones en la garganta.

Cuando llegamos a mi casa, me dice mi madre: -"Alberto, ayuda a tu padre a sacar las cosas del coche"-, justo en el mismo momento en el que yo murmuraba algo del estilo de "....era un momento que ahora no puedoooo..." y me perdía en el interior de mi casa, camino de mi cuarto-biblioteca animal, en busca del vital documento que me sacara de dudas. Estantería arriba, estantería abajo, izquierda, derecha, fauna africana, fauna de los grandes lagos de Norteamerica, arácnidos, crustaceos y miriápodos (este es muy friki, lo reconozco), aves cantoras, el pajaro y su nido, construye tu propio hormiguero, mamiferos anfibios y reptiles de Castilla-La Mancha....¡ESTE EEESS!! Prrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr (ruido de páginas en búsqueda rápida) culebra de collar, culebra de cogulla, serpiente verdeamarilla, culebra de herradura, CULEBRA DE ESCALERA: características, habitat, costumbres, reproduccion, generalidades....MUY AGRESIVA PERO NO VENENOSA!!!! Y mis huevos bajaron a su lugar. Yo estaba casi completamente seguro que no era una serpiente peligrosa, pero necesitaba bibliografía que me certificara que mis posibles temores eran infundados.

Una vez satisfecho, ya fui todo ufano a la cocina y le solté a mi madre de sopetón: ¡MAMA, ME MORDIÓ LA SERPIENTE, MIRA QUE AGUJERILLOS MAS MAJOS TENGO EN EL DEDO!. A mi madre casi le da un mal, pero todo quedo en la anécdota del día. La pobre culebrita pasó la noche en mi patio y al día siguiente fui a paraje campestre cercano y le devolvi la libertad.

A partir de ese momento he tenido tentaciones de echarle mano a las culebras me he encontrado, pero solo me he atrevido con las de agua, que esas si que son de fiar!!